40 aos del golpe en Chile. El legado de Allende y la lucha del pueblo contra el modelo neoliberal

-: Chile |
FacebookEmailPrintShare

PIA.- Hace 40 aos irrumpa el golpe militar en Chile que derroc al gobierno popular de Salvador Allende, emblema actual de la lucha del pueblo chileno contra las polticas neoliberales que consolid la sanguinaria dictadura de Augusto Pinochet y profundizaron los gobiernos de la concertacin y la derecha. A 40 aos del golpe, el desguace del Estado, la entrega de la soberana, la poltica represiva y las medidas antipueblo permanecen en un pas que vuelve a movilizarse en reclamo de una nacin soberana, con un horizonte de independencia econmica y justicia social.

El 11 de septiembre de 1970 en Chile, el gobierno popular de Salvador Allende fue derrocado por la dictadura militar de Augusto Pinochet (1970-1990), dando va libre a la consolidacin de una de las ms sanguinarias etapas de la historia de Nuestra Amrica, que permiti la instauracin del neoliberalismo y a su paso el saqueo de los bienes comunes, el establecimiento de polticas represivas bajo los intereses del imperialismo y de las clases cipayas. Tras 40 aos del golpe militar, el pueblo chileno, golpeado por la profunda crisis poltica y social, ha comenzado a despertar y marcar el rumbo que debe seguir la nacin luego de 17 aos de dictadura y 20 aos de gobiernos entreguistas de la concertacin y la derecha.

Tras los hechos ocurridos en la maana del 11 de septiembre, mientras los golpistas atacaban la sede presidencial del Palacio de La Moneda y bombardeaban las torres de Radio Portales y Radio Corporacin, Salvador Allende se dirigi al pueblo chileno a travs de Radio Magallanes en un ltimo discurso cargado de dignidad y antiimperialismo. Yo no voy a renunciar! Colocado en un trnsito histrico, pagar con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que entregramos a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podr ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrn avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen, ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos, sentenci Allende. Un inolvidable discurso en el que se dirigi al pueblo entero, a los trabajadores, a las mujeres, a la juventud, a los profesionales, agradeciendo su lealtad y llamndolo a continuar la gesta de su gobierno. Sigan ustedes sabiendo que, mucho ms temprano que tarde, de nuevo abrirn las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor Viva Chile! Viva el pueblo! Vivan los trabajadores!, proclam sabiendo que su sacrificio no fue en vano.

El gobierno popular

El 4 de septiembre de 1970, en un marco de profunda organizacin y fervor revolucionario en Nuestra Amrica, exaltado por el triunfo de la Revolucin Cubana, triunfa en las elecciones presidenciales Salvador Allende, en un acotado margen de diferencia por el que el Congreso debi elegir entre Unidad Popular -coalicin electoral de partidos de izquierda- presidida por Allende, y Partido Nacional alianza de partidos Liberal, Conservador y Accin Nacional- bajo el nombre de Jorge Alessandri. El triunfo del gobierno popular estuvo signado por la consolidacin de una nueva subjetividad revolucionaria forjada por la conciencia y organizacin de las masas.

El gobierno popular se lanz hacia el camino del socialismo. Llev adelante una poltica revolucionaria: la nacionalizacin del cobre, el salitre y la banca; la reforma agraria y el fin del latifundio; la participacin de los trabajadores y los campesinos en el proceso de produccin; una amplia poltica social, como el programa de leche para todos los nios de chile, el acceso a la educacin pblica, gratuita y de calidad, la difusin y acceso a la cultura, el aumento de las jubilaciones, el acceso a la vivienda.

Allende despert la conciencia revolucionaria del pueblo y lo llam a movilizarse, bajo un gobierno alienado a las polticas soberanas y antimperialistas, lo que gener el odio y la indignacin de las clases dominantes que se negaban a modificar su statu quo.

La gesta del golpe

Las clases dominantes locales, junto a los grupos econmicos extranjeros, la maquinaria meditica y la planificacin estadunidense, propiciaron el golpe. Desde el mismo momento en que Allende gan ajustadamente las elecciones se comenz a planear los pasos de desestabilizacin y derrocamiento. Estados Unidos comenz a digitar el plan, el entonces presidente Richard Nixon se reuni con el dueo del grupo meditico chileno El Mercurio, para impedir el ascenso de Allende a la presidencia o realizar un plan de sabotaje econmico a su gobierno. Es as como realizaron el primer atentado, el asesinato del Comandante del Ejrcito Ren Schneider, quien expres el deber de las Fuerzas Armadas de respetar los resultados de las elecciones, en manos de la derecha chilena bajo el apoyo de la CIA, prosiguiendo luego con distintos atentados terroristas.

El sabotaje econmico fue parte de la estrategia principal para debilitar al gobierno y propiciar un ambiente de conflictividad social y poltica. Desabastecimiento continuo de productos bsicos, paro de transporte, sabotaje a la produccin, bloqueo a las exportaciones de cobre, aumento de los crditos, fomento del mercado negro y la especulacin. Crearon un escenario de confrontacin, llamaron a los cacerolazos de barrios acomodados. Destituyeron a ministros e intendentes acusndolos de violar la Constitucin. Buscaron la renuncia del Comandante del Ejrcito Carlos Prats para lograr la traicin de los militares.

Finalmente destituyeron a Allende, el da en que se dispona a anunciar que sometera la continuidad de su gobierno al plebiscito del pueblo, bombardeando el Palacio de La Moneda.

El legado de Allende

El presidente que decidi terminar con su vida antes de pasar a manos de los golpistas, se convirti en un emblema de la lucha de los pueblos por una patria soberana y antiimperialista. Su legado de patriotismo y justicia social, contina presente en la memoria del pueblo chileno que an lucha contra los golpes que dej la dictadura bajo las innumerables vejaciones, torturas, desapariciones, asesinatos y la consolidacin de un modelo liberal, profundizado tras dcadas de gobiernos entreguistas. La nacionalizacin de los bienes estratgicos, hasta entones en manos de empresas estadounidenses, la reforma agraria tras la expropiacin de las tierras a la oligarqua chilena, y las polticas de inclusin social, de fomento al acceso a vivienda, salud y educacin, siguen marcando el horizonte poltico de su pueblo.

De una amplia carrera militante, desde el lugar de estudiante, su camino hacia el socialismo fue marcado por su temprano apoyo a la Revolucin Cubana, ganndose el pronto reconocimiento de Fidel Castro y Ernesto Guevara, por su profundo sentido patritico nuestroamericano y antiimperilista que no abandon jams, convirtindose en el primer presidente socialista en llegar al poder tras un proceso electoral frente a una derecha enquistada en el poder.

Su discurso poltico en la Universidad de Guadalajara Mxico-, en 1972, manifiesta el amor a la Patria Grande y su firme conviccin revolucionaria. Yo s que ustedes saben que no hay querella de generaciones; hay jvenes viejos y viejos jvenes, y en estos me ubico yo. Hay jvenes viejos que no comprenden que ser universitario por ejemplo, es un privilegio extraordinario […]. Estos jvenes viejos creen que la Universidad se ha levantado como una necesidad de preparar tcnicos y que ellos deben estar satisfechos con adquirir un ttulo profesional. […] All hay muchos mdicos que no comprenden o no quieren comprender que la salud se compra, y que hay miles y miles de hombres y mujeres en Amrica Latina que no pueden comprar la salud […]. De igual manera hay maestros que no se inquietan en que haya tambin cientos y miles de nios y de jvenes que no pueden ingresar a las escuelas. […] Nosotros tenemos que entender […] que para que termine esta realidad brutal que hace ms de un siglo y medio pesa sobre nosotros, en los cambios estructurales econmicos se […] necesita un profesional con conciencia social […]. Por eso ser joven en esta poca implica una gran responsabilidad […] sobre todo en este Continente […]. Y la juventud tiene que asumir su responsabilidad histrica.

Las heridas abiertas

El proceso de dictadura permiti la consolidacin en Chile de un rgimen de capitalismo salvaje, el primero en instaurarse en Nuestra Amrica. Tras su paso, la dictadura echo atrs los logros alcanzados por el pueblo y consolidados por el gobierno popular. Entreg el cobre, la banca, la tierra, la educacin, la salud. Declar el estado de guerra contra el propio pueblo chileno, marcndolo a fuego, sembrando muerte y terror, paralizndolo durante aos bajo una lgica de asesinatos, torturas, desapariciones, apropiacin de nios y toda clase de vejaciones, dejando un saldo de ms de 40.000 vctimas.

El nuevo modelo neoliberal instaur la desregulacin del Estado, garantizando el dominio del poder y una nueva forma de acumulacin a favor de los intereses de la oligarqua chilena y el imperialismo, imponiendo total libertad al mercado, a partir de un conjunto de leyes y la reforma constitucional del 80. Los gobiernos siguientes no realizaron ningn cambio real en este sentido, limitndose a realizar reformas superficiales y garantizar la entrega de la nacin con la profundizacin de las medidas neoliberales. Se reabre as una nueva etapa de saqueo, que tras 40 aos de iniciada la dictadura, mantiene sus principios de privatizacin y entrega de todos sus bienes comunes naturales y culturales-.

Un tiempo de movilizacin

Tras 20 aos de democracia, bajo un mismo modelo instaurado en la dictadura, y una profunda crisis poltica y social, en Chile el pueblo abre paso a un nuevo despertar, en la calle y convencido de que la realidad chilena debe cambiar. Desde distintas partes del pas, el pueblo se moviliza y hace sentir sus reclamos de un modo cada vez ms contundente, harto de aos de polticas de entrega y exclusin, comienza a cuestionar el modelo de pas existente.

Con el triunfo de la derecha, de la mano de Sebastin Piera, el modelo se ha profundizado an ms, llegando lmites insospechados, de este modo el movimiento popular se para en la calle de un modo distinto, con la lucha de los estudiantes a la cabeza, por una educacin libre, gratuita y de calidad bajo el legado de la lucha de Allende. Y va a caer, y va a caer, y va a caer la educacin de Pinochet corean los estudiante, frente al actual gobierno de la derecha que no duda en reprimir todo tipo de manifestacin.

Su lgica de represin y detencin no duda en reprimir ninguna manifestacin, an en el marco de la conmemoracin de los 40 aos del golpe militar. En actividades previas al aniversario, los Carabineros llevaron adelante 220 detenciones en la calle, y durante las actividades de este mircoles, al menos 68 personas fueron detenidas. En un Chile que an espera una Asamblea Constituyente, la renacionalizacin del cobre, el acceso a la educacin y la salud gratuitas, y la derogacin de la todas las legislaciones pinochetistas.

 

 

 

 

 

 

  • Twitter
  • del.icio.us
  • Digg
  • Facebook
  • Technorati
  • Reddit
  • Yahoo Buzz
  • StumbleUpon

Publicaciones relacionadas

Archivo

holá