EEUU:La maquinaria sectaria de derechas al descubierto

Filed under: EEUU y Canadá |
Share

Por Thom Hartmann, Thomhartmann.com /Alternet.org.- (Traducido por PIA) La gente se está dando cuenta y reconociendo a los medios de extrema derecho por lo que son, y por los peligros con los que amenaza a la comunidad.

Por definición, un culto es un grupo o secta unido por la adoración a una misma cosa, persona, ideal, etc.

Un culto promete redención. Dice, si haces lo que hay que hacer, y si crees en ello, serás protegido de las personas malvadas que te amenazan a ti y al resto de la sociedad.

Un culto purga a los no creyentes.  Activamente trata de denigrar a todos aquellos que no son parte del culto, asegurando que esos están maldecidos y destinados al infierno.

Entonces, ¿cómo es posible que Limbaugh [Rush Hudson Limbaugh, locutor de radio y comentarista político de extrema derecha estadounidense. Conduce su programa de radio The Rush Limbaugh Show] se ha transformado en el líder de un culto tan grande e influyente?

Al igual que cualquier culto, el poder que Limbaugh tiene sobre su rebaño ha crecido a lo largo del tiempo.

Los programas radiales de derechas comenzaron teniendo problemas con la audiencia del horario central y con la política dominante.

Lo que una vez era un pequeño culto liderado por Limbaugh se ha transformado en un culto masivo que hoy ha incorporado gran parte del movimiento Conservador.

¿Cómo ocurrió esta trabsformación?

Tal como los líderes de los cultos lo hacen, Limbaugh ofreció su genio teatral acompañado con grandes habilidades de marketing.

Ofreció redención a sus seguidores. Les ofreció protección de aquello sobre lo que les advirtió les podría pasar -les advirtió sobre los liberales y los feministas. Exigió pureza ideológica y absoluta devoción a las ideologías de extrema derecha y al corporativismo conservador. A la vez que vilipendió a todos aquellos que no veían las cosas a su modo.

Limbaugh convenció a sus seguidores que la fe en su mundo era más importante que los hechos mismos. No importa lo que digan los demás. Si Rush lo decía, debía ser verdad. Sólo se podía creer la información que respaldaba lo que Limbaugh decía. Todo lo demás es pura mentira.

Desde su primer éxito, el locutor de radio ha sido seguido por una serie de líderes de otros cultos de derechas, desde Glenn Beck pasando por Mark Levin hasta Alex Jones.

Hoy en día, tanto Rush Limbaugh como el resto de los conductores de programas de radio de derechas han evocado una gran audiencia, de tal forma que están ayudando a los Hermanos Koch [millonarios norteamericanos, filántropos, quienes alimentan una campaña anti Obama, desde posiciones ultraliberales y de derechas] en la polarización interna del Partido Republicano, y al interior mismo del discurso político de los EE.UU.

Irónicamente, esta es la visión de Frank Luntz, uno de los principales consultores políticos del Partido Republicano y gurú de las campañas electorales.

Hace pocos días, Luntz declaró ante un grupo de estudiantes de la Universidad de Pensilvania que Limbaugh y sus socios de derechas en los programas radiales representan un “problema” para el Partido Republicano, dado que son responsables de la intensa polarización al interior del partido.

En una grabación secreta de sus comentarios, puede escucharse que Luntz asegura que “Ellos consiguen altísimos ratings de audiencia y hacen llegar su mensaje, esto es lo problemático. Y esto no se da en el lado del Partido Demócrata, sino sólo del lado Republicano…Los demócratas tienen sus fuentes de noticias propias. Ahí está la cuestión. Si uno defenestra a Marco Rubio [senador republicano por Florida] ¿Quién apoyará a Rubio entre la audiencia? Se habla de él, ¡mientras él está siendo destruido! Y esto lo hace Mark Levin, Rush Limbaugh y unos cuantos más. Limbaugh busca dar legitimidad a una solución de largo plazo para el problema de la inmigración, pero esa alternativa no es la que está proponiendo el Partido Republicano.  Desde los programas de radio están causando estos problemas. Mientras demasiados políticos en Washington se hacen los distraídos.”

Básicamente, Luntz asegura que los medios de comunicación de derechas y sus seguidores no están ayudando al debate político nacional, y tampoco están ayudando al propio Partido Republicano en su búsqueda de ampliación de apoyo, más allá de su base declinante y envejecida de sectarios.

Pero más allá de lo que Luntz diga, Limbaugh y el resto de sus socios de derechas en los medios continuarán agitando a sus seguidores, y continuarán vilipendiando a aquellos que piensen distinto.

 

  • Twitter
  • del.icio.us
  • Digg
  • Facebook
  • Technorati
  • Reddit
  • Yahoo Buzz
  • StumbleUpon

Publicaciones relacionadas

Archivo

1 viagra quality | levitra online paypal viagra vs cialis | dapoxetine nb | http://www.noticiaspia.org/paraguay-congreso-aprueba-reforma-de-ley-que-permite-a-cartes-utilizar-al-ejercito-en-casos-de-agresion-interna/