ELN: SANTOS, ha faltado a la Palabra

FacebookEmailPrintShare

ELN dialogos quito

ELN.- Hemos empeñado la palabra y cumpliremos siempre y cuando el gobierno también cumpla lo que le corresponde. Así lo establecen los acuerdos firmados entre las delegaciones del ELN y la del  gobierno del presidente Santos, en presencia de los Garantes de Ecuador, Cuba, Venezuela, Noruega, Chile y Brasil.

En entrevista exclusiva con el Sistema de Información Nacional Patria Libre SINPAL, el Primer Comandante del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, responde a los interrogantes surgidos a partir de la negativa del gobierno de iniciar la fase pública de negociaciones, las especulaciones generadas por los creadores de opinión y la perspectiva del ELN frente a la actualidad colombiana.

SINPAL: El gobierno de Juan Manuel Santos responsabilizó al ELN por la no instalación de la mesa de negociaciones, ¿Cuáles son las causas reales por las que no se pudo concretar esta vez la instalación de la mesa en Quito y el inicio de la primera ronda?

Cte. Nicolás: Porque el gobierno incumplió lo acordado el pasado 6 de Octubre, argumentando doble interpretación respecto a la puesta en libertad de Odín Sánchez hoy retenido por el ELN y uno de los 10 funcionarios más corruptos y depredadores del presupuesto del Chocó, implicado, además, en graves compromisos con el paramilitarismo, lo mismo que otros familiares suyos  pertenecientes a la familia Montes de Oca y de la corriente política Santista.

SINPAL:¿Puede ampliar mas esta afirmación respecto del incumplimiento del gobierno?

Cte. Nicolás: El pasado 6 de Octubre las delegaciones del gobierno colombiano y del ELN acordaron los mecanismos para instalar la Mesa Pública el pasado 27 de Octubre e iniciar la primera ronda de conversaciones en Quito, Ecuador; como parte esencial se acordó:

“4. En el marco de las dinámicas y acciones humanitarias de las partes, el ELN iniciará el proceso de liberación de los secuestrados/retenidos con 2 casos antes del 27 de octubre”.

Para cumplir este acuerdo fueron liberados, a partir del 6 de Octubre, el ex-alcalde de Charalá (Santander), señor Fabio León Ardila y el señor Alejandro Alarcón, en el departamento de Arauca.

Además, en otro documento ese mismo día se acordó:

“1-  El ELN hará una liberación de un secuestrado/retenido en el transcurso de la primera ronda de conversaciones”.

“2. A solicitud del ELN, y conforme a la ley,  y una vez instalada la Mesa se procederá a desarrollar el trámite correspondiente para conceder dos (2) indultos en un plazo de 30 días”.

Como el gobierno no ha cumplido con su compromiso que textualmente dice: “el Gobierno Nacional nombrara dos (2) gestores de paz antes de iniciar en Quito”; es indispensable que lo cumpla en aras de la reciprocidad que emana de lo acordado.

En lo referido a la liberación del tercer retenido, todo está listo para ejecutarse siempre que el gobierno cumpla lo acordado, que es dar el indulto a dos guerrilleros del ELN hoy detenidos, tal como está consignado por escrito en los documentos citados arriba.

SINPAL: ¿El Comando Central del ELN garantiza la liberación del tercer retenido a que se refieren los acuerdos?

Cte. Nicolás: Hemos empeñado la palabra y cumpliremos siempre y cuando el gobierno también cumpla lo que le corresponde. Así lo establecen los acuerdos firmados entre las delegaciones del ELN y la del  gobierno del presidente Santos, en presencia de los Garantes de Cuba, Venezuela, Noruega, Chile y Brasil.

En tal sentido, el Comando Central en coordinación con los Mandos del Frente de Guerra donde está retenido el señor Odín Sánchez procederá a liberarlo dentro de protocolos de seguridad en coordinación con el gobierno y los organismos humanitarios definidos.

SINPAL: ¿Los grandes medios atribuyen a las dificultades una mala interpretación de las partes respecto a lo pactado, ¿A su juicio por qué cree que hubo doble interpretación en los acuerdos del 6 de Octubre y que llevaron al gobierno del presidente Santos a cancelar la instalación de la mesa púbica el pasado 27 de octubre en Quito?

Cte. Nicolás: Considero que no hubo doble interpretación de los acuerdos, estos son perfectamente claros y sin margen para las dudas, confusiones o dobles interpretaciones, tampoco creo que la delegación del gobierno haya mal informado al presidente, estoy convencido que el presidente Santos, tanto luego de firmados los acuerdos del pasado 30 de Marzo, como lo acordado el pasado 6 de Octubre, ha faltado a la palabra, se ha negado a cumplir lo acordado y ha pretendido imponerle condiciones al ELN por encima de las reglas del juego establecidas por las partes. Esa es una maña que la hemos vivido desde que se iniciaron los diálogos para la paz y que nos deja serios interrogantes de la transparencia con que actúa el gobierno. Por fortuna hay testigos internacionales de todos esos acuerdos además de estar escritos.

SINPAL: ¿Por qué el ELN continúa realizando retenciones?

Cte. Nicolás: Responder su pregunta hace necesario referirse al contexto.

Colombia es un país donde los extremos entre riqueza y pobreza son abismales y grotescos. Mientras un puñado de familias son las dueñas del país, este año se han muerto mas de 65 niños en la Guajira, uno de nuestros departamentos; Chocó, a su vez, es un departamento abandonado porque sus mayorías son de afro descendientes e indígenas.

Las cárceles están atestadas de personas inocentes, muchos de ellos cometieron el pecado de pensar diferente al régimen y ésta es la causa de su detención.

La protesta social se aplasta a plomo, los trabajadores reciben salarios de hambre y el mayor número de trabajadores son informales.

Colombia tiene una deuda externa según la cual los que nacen ya están endeudados. En este país camina hoy una reforma tributaria que afectará los sectores medios y pobres del país sobre los que lloverán nuevos impuestos.

El ELN se levantó en armas en este país y todos los analistas serios concluyen que fueron las realidades económicas y políticas las que dieron origen a ello.

Cuando surgimos no considerábamos las retenciones como acciones licitas de los revolucionarios, por tanto no las realizábamos. Sin embargo al agravarse el conflicto y crecer nuestras fuerzas en todo el país, no logramos sostenerlas, y amparados en nuestra condición de rebeldes, validamos las retenciones como actividades licitas según nuestra normatividad insurgente. Debo decir que todos los movimientos guerrilleros de Latinoamérica realizaban dichas acciones.

Las personas que han acumulado determinada cantidad de dinero, lo han hecho explotando a sus trabajadores o amasando sus dineros de manera ilícita o fraudulenta, entre otras modalidades, propias del sistema capitalista que rige la vida económica Colombiana. Consideramos que esas personas deben destinar una parte básica de ese dinero para sostener los costos de la causa revolucionaria.

Las retenciones las entendemos como una especie de fianza que pagan dichas personas similar a como las llevan a cabo los Estados, como ellos son estructuras legales las justifican legalmente. Nosotros las cobramos a los ricos mientras los Estados se las cobran a toda persona, justificando la violación de determinada ley.

El punto quinto de la Agenda acordada con el gobierno Santos, referida a acciones humanitarias, busca soluciones a actividades de Las Partes, para generar un clima propicio en el desarrollo del proceso de paz. Esperamos que allí encontremos soluciones a todas ellas, incluidas las retenciones.

Cuando lleguemos a ese momento, exigiremos solución de miles de procesos a lideres populares enjuiciados por pensar diferente al régimen y los casos de otros miles de compatriotas presos durante años sin que se les haya  probado los delitos que se les imputa (es decir presos por sospechas), estos son de las grandes injusticias que se cometen en nuestro país por parte del régimen, pero no sólo es el caso de sus detenciones injustas, además, viven en cárceles  en  condiciones infrahumanas y aberrantes, violatorias de los mas elementales DD.HH.; Colombia no puede seguir permaneciendo en silencio respecto a tales situaciones, son millares de compatriotas que viven esta tragedia, sin que el Estado se esfuerce por solucionarla.

SINPAL: El país exige la creación de un clima de paz como condición para iniciar los diálogos ¿El ELN ha realizado acciones humanitarias unilaterales que contribuyan en esta vía?

Cte. Nicolás: Si claro, la última fue el cese unilateral mientras se realizaban los comicios electorales del plebiscito. Lo hicimos por respeto a la población y para que pudiera en tranquilidad ejercer su derecho al voto.

SINPAL: En los últimos días ha tomado fuerza la idea de que el ELN no tiene cohesión interna y cada vez más se profundizan las divisiones entre los frentes de guerra ¿Hay unidad de mando en en el ELN, todas las estructuras acatan las orientaciones de la Dirección Nacional y el Comando Central?

Cte. Nicolás: Soy categórico al afirmar que sí.

El desarrollo de los diálogos que veníamos sosteniendo con el gobierno de Santos para explorar una salida política al conflicto, fue ratificado por el Quinto Congreso de manera unánime, no me extrañan las especulaciones de los creadores de opinión desde la derecha, porque esa es parte de la conducta política que les trazan desde arriba; pero cuando lo hacen los que se consideran demócratas o de izquierda, reflexiono sobre el trabajo tan fuerte que hacen los grandes medios de información, que ni siquiera los que están del lado del campo popular, escapan a la matriz de opinión creada por esta peligrosa maquinaria.

Cuando realizamos nuestro último Congreso se especuló que de él habíamos salido fracturados, no les fue suficiente la información oficial del ELN, después  se montó una matriz que aún saca la cabeza diciendo que el Frente de Guerra Oriental era una disidencia Etc, Etc.. Pero ahora ya no es Oriente sino Occidente, atravesaron el país de un lado al otro.

Todos los mandos y las estructuras del ELN obedecen a las políticas trazadas por nuestro Congreso y conducidas por la Dirección Nacional y su Comando Central. Cuando los acuerdos definidos el 6 de Octubre y firmados por las delegaciones  sean cumplidos por el Gobierno, tal como lo esperamos, y el señor Odín Sánchez sea puesto en libertad, no dudarán en inventar otra mentira y cabalgar sobre ella.

SINPAL: ¿Cómo puede ampliar el significado de que el ELN está “explorando” si hay condiciones para avanzar en el proceso de paz como tesis que definió el  V Congreso?

Cte. Nicolás: El ELN está convencido que el futuro de Colombia no tiene que ser la guerra sino la paz.

El pueblo de Colombia no tiene paz desde cuando llegaron los extranjeros a sus territorios, ya es justo y necesario que podamos vivir en paz.

Desde hace más de 20 años, hemos dedicado valiosos esfuerzos a buscar  la paz.

Sin embargo, encontramos en los diálogos con los distintos gobiernos, que ellos buscan una paz que no es la misma que buscamos nosotros, la que reclaman las mayorías.

Nosotros estamos convencidos junto a las mayorías de Colombia que la paz se logra si se eliminan las causas que originaron el conflicto armado.

Es decir, tenemos con el gobierno una visión muy diferente de lo que es la paz y nosotros no estamos seguros si en el transcurso de los diálogos podamos zanjar esta profunda diferencia que toca la esencia de la paz que cada una de las partes se plantea. Esa misma pregunta se la formuló el V Congreso y por ello le dio a los diálogos un carácter EXPLORATORIO. Eso quiere decir que mientras se avanza en los diálogos vamos constatando si hay condiciones de acordar, cosa que no depende del ELN sino de los logros de Las Partes.

Por ejemplo, el incumplimiento de lo acordado el pasado 30 de Marzo y el pasado 6 de Octubre, por parte del presidente Santos nos dejan grandes interrogantes de su carencia de voluntad de paz y sus posturas impositivas en las cuales se vulneran los acuerdos y se amenaza el futuro de la paz.

Entendemos que como estos esfuerzos por la paz son desarrollados entre adversarios, el camino no es fácil de andar, pero estas dificultades no nos desaniman. Estamos dispuestos a no levantarnos de la mesa hasta tanto no logremos alcanzar la verdadera paz que dignifique a Colombia, este no es un asunto atinente al gobierno de Santos, es un camino de futuro independiente de los gobiernos de turno.

Como esta es una empresa tan compleja, hemos dicho que no la podemos emprender solos como insurgentes.

Asimismo, la profundidad de los logros de la paz, debe definirla la sociedad organizada y ejerciendo su derecho a trazar el futuro de Colombia, Los pueblos son mas sabios que sus dirigentes; por ello la agenda elaborada para los diálogos como hoja de ruta, tiene como elemento transversal,  la participación de toda la sociedad, pero sobre todo la excluida, pues pensar en un proceso de paz sin la sociedad es como pensar en un río sin agua.

Al ELN lo alienta el que varias organizaciones populares y sociales se hayan agrupado en la Mesa Social Por la Paz y estén haciendo propuestas, es un buen comienzo, ahora esa organización tiene una gran tarea, jalonar la organización de todos los sin voz, los sin partido, los que no votaron en el plebiscito, los abstencionistas que son una parte definitiva de las mayorías, para que se sumen a quienes deben transitar el camino de la paz sin hambre, con dignidad, con justicia, equidad social y soberanía. Eso no es un acto,  es un proceso que nadie puede meterlo en un plazo de conveniencias politiqueras; la paz de Colombia es  del tamaño de sí misma, es por esa paz que se la juega por entero el ELN.

SINPAL: Mientras se distrae al país en la falsa polarización entre Santos-Uribe y se juega con la paz, se pretende aprobar una nueva reforma tributaria ¿Qué opinión le merece a usted esta reforma?

Cte. Nicolás: Me gustó mucho la caricatura de Vladdo donde la reforma tributaria es un león y Santos tiene en la mano la paloma de la paz y dice mirando al león: apenas pase la paloma te soltamos.

Ojalá por hacer esta cita no vaya a decir Uribe  que el caricaturista es del ELN.

Esa Reforma Tributaria es un vulgar atraco contra los sectores medios y empobrecidos de Colombia. Es la demostración de que la oligarquía hace  los ajustes neoliberales para mantener su sistema que robustezca sus ganancias en medidas que se traducen en más ruina para los sectores medios y  el pueblo y mas beneficios para los ricos del país y los grandes capitales foráneos.

Es increíble que nuestro pueblo y la nación colombiana tengan tanta capacidad de aguante  para aceptar estas envestidas neoliberales de la oligarquía sin sublevarse.

Cuando importantes sectores populares y de la nación, plantean que la paz son cambios que beneficien la vida de los explotados, el gobierno de Santos enarbolando la bandera de la paz, dio el salto guerrerista al Plan Colombia versión 2, arreció la guerra contra la minería artesanal declarándola minería ilegal para resolverle dificultades al gran capital de la llamada Locomotora minero energética, dejando en la ruina miles de familias que devengaban de ella su sustento; dejó en el limbo el plan de restitución de tierras a los 8 millones de desplazados por el Conflicto, Cercenó mediante la ley ZIDRES terrenos que antes eran intocables, continuo con la política depredadora de las privatizaciones de importantes empresas que antes estaban en manos del Estado y no satisfecho con esta progresiva cadena de medidas neoliberales nocivas a la economía del país, da la última estocada a los sectores medios y populares del país con la Reforma Tributaria. Si hay algo que evidencie una política contraria a la paz, son estas medidas antipopulares y regresivas que arruinan las ya maltrechas economías de los sectores medios y del pueblo.

No se puede aguantar más, es la hora de la lucha popular de la movilización y de la beligerancia de las mayorías contra esta cascada de medidas neoliberales que le dan la espalda a la paz, reduciéndola a una retorica cada día mas descarada e indolente; es la hora del pueblo y de la nación. Es urgente plantarse alternativas donde los cambios vayan en la dirección de un gobierno de Nación, Paz y Equidad.

  • Twitter
  • del.icio.us
  • Digg
  • Facebook
  • Technorati
  • Reddit
  • Yahoo Buzz
  • StumbleUpon

Publicaciones relacionadas

Archivo